Por Mario Marval Díaz

 

La novela gráfica, considerada una hija ilegítima de la literatura y del arte gana cada vez mayor reconocimiento y una posición privilegiada. La creación de una historia mediante una serie de ilustraciones y textos compaginada en un libro, ha evolucionado de la incipiente tira cómica, hasta alcanzar una sofisticación que la eleva a ser reconocida como el Noveno Arte.

La diferenciación de la novela gráfica y el libro de historietas o comic, es más una frontera borrosa que un hecho concreto. Varios escritores y artistas se rehúsan a aceptar tal separación. La diferencia más convencional es más de forma que de contenido. Un comic se realiza por entregas a lo largo de varios años, mientras que la novela gráfica, está diseñada a tener un principio y final en un libro, o en volúmenes más limitados.

Leer y escribir era un lujo de las clases altas y de los líderes políticos y religiosos hasta principios del siglo 19, por tal motivo el uso de imágenes para comunicar conceptos o emociones era el medio ideal para complementar el lenguaje oral en la mayoría de la población analfabeta.

El humorista suizo Rodolphe Töpffer creó en 1833 una serie de caricaturas titulada “Histoire de M. Vieux Bois” (traducidas como “Las Aventuras de Obadiah Oldbuck” en Estados Unidos), que es considerada como la primera novela gráfica.

 

LA SEDUCCIÓN DEL CRIMEN

El impacto del crimen sobre el crudo contraste que permiten las imágenes hacen del género detectivesco uno de los más populares del comic. Con una temática adulta impregnada de sexualidad y violencia; la novela gráfica criminal desciende al oscuro inframundo de gánsteres, mujeres fatales, investigadores privados y políticos corruptos.

Publicada en 1942, “Crime does not pay” (El Crimen no Paga) es considerada la primera novela gráfica de la investigación criminal. Explota casos reales, pero exagerados sin exaltar a los criminales.

El género ganó mayor popularidad en los 90s con novelas como: “Sin City” (Miller, 1991) sobre una ciudad con un impresionante índice de criminalidad donde las historias de los personajes se mezclan entre sí.

“A history of violence” (Wagner y Locke, 1997) donde el protagonista se convierte en un héroe local al defenderse contra un robo lo que desencadena una desalmada retaliación. Y “Road to Perdition” (Collins y Piers, 1998) sobre un asesino de la mafia que es traicionado y emprende una furiosa venganza acompañado de su pequeño hijo.

 

SÚPER IMPULSO

La mayor explosión en el mundo del comic y la novela gráfica ocurrió con la aparición de “Action Comic #1” en 1938 cuyo protagonista se convertiría en el héroe más famoso de la historia: Superman. “El Hombre de Acero” abriría el camino para todos los héroes que habitan los universos de Marvel, DC Comics, Disney, Dark Horse, etc. y ha influenciado toda creación de este género a nivel mundial.

A lo largo de la historia han surgido verdaderas joyas editoriales. Desde “Las Aventuras de Tin Tin” (Herge, 1930), “Un Contrato con Dios” (Eisner, 1978) con el que se establece el término “novela gráfica”. Hasta “Akira” (Katsuhiro Otomo, 1982) y “Sandman” (Gaiman, 1989) la novela gráfica ha dejado de ser relegada como género infantil o para gente inculta y se ha posicionado como una poderosa e influyente forma de comunicación artística.

En 1992 el artista Art Spiegelman, ganó el primer premio Pulitzer para una novela gráfica: “Maus” (Ratón), que cuenta la historia de su familia judía durante el Holocausto. En la historia los ratones son humanizados como judíos; y los nazis, como gatos.

 

ARTE MILLONARIO

Actualmente, la novela gráfica y el comic se han establecido una industria multimillonaria. “Watchmen”, (Moore, 1987) considerada la novela gráfica de súper héroes más exitosa de todos los tiempos, “300” (Miller, 1998) y “Batman, el Caballero de la Noche Regresa” (Miller, 1986) no sólo se han convertido en grandes best-sellers, sino que sus adaptaciones cinematográficas también son éxitos de taquilla y de marketing.

Los records de audiencia de la versión para televisión de “The Walking Dead” (Kirkman-Moore-Adlard, 2003) demuestran el poder del Noveno Arte para trascender su propio formato. Marvel y DC comics han creado divisiones especializadas en novelas gráficas con sus personajes y así expandir su alcance.

El proceso creativo no es unidireccional, la novela gráfica también se nutre de otra media en su inspiración. Videojuegos como “Halo” o “World of Warcraft”, o filmes como “La Guerra de las Galaxias” han trascendido y son parte de las historias de la novela gráfica y el comic.

Las nuevas tecnologías también han influido en la creación del comic y de la novela gráfica. Madefire edita historias diseñadas para celulares de última generación y tabletas, haciendo máximo uso de sus giroscopios. Esto permite una experiencia de total interacción con la historia.

 

FUENTES CONSULTADAS:

http://www.madefire.com/motion-books/
http://www.graphicnovels.brodart.com/history.htm
http://www.ninthart.com/
http://techandle.com/2012/09/15/worlds-most-expensive-comic-book-art/
http://entertainment.time.com/2009/03/06/top-10-graphic-novels/
http://www.68revoluciones.com/?p=148
http://artsbeat.blogs.nytimes.com/2009/06/26/graphic-books-best-seller-list-june-20/
https://www.bookish.com/articles/digging-deeper-into-video-game-graphic-novels