Amar a otra persona, es el sentimiento más intenso que ser humano alguno puede experimentar. Es la necesidad del encuentro con otro, procurando que esa otra parte complemente e invada de energía nuestra vida.

Sin embargo, el amor no siempre se manifiesta de la manera más positiva. Es frecuente escuchar personas diciendo que se han enamorado de las personas equivocadas o que están sufriendo horrores en sus relaciones de pareja. Incluso, en ocasiones, el amor puede resultar peligroso. Al respecto, el psicólogo clínico argentino Walter Riso ( http://www.walter-riso.com/), autor de múltiples libros que hablan sobre el tema, ha señalado que este sentimiento cuando incluye dolor, ese tipo de amor enfermizo, puede llegar a convertirse en un problema de salud pública.

Riso, también especialista en terapia cognitiva, ha estudiado e identificado en su libro “Amores Altamente Peligrosos”, ocho tipos de amores irracionales:

1) El amor hostigante: se busca ser el centro de atención de la pareja.

2) El amor paranoico/vigilante: la persona piensa que la van a lastimar y está a la defensiva.

3) El amor subversivo: se ve a la pareja como una fuente de autoridad, pero existe la necesidad de rebelarse.

4) El amor narcisista: el egoísmo y el excesivo amor propio protagonizan la relación.

5) El amor perfeccionista: es el estilo obsesivo compulsivo. La espontaneidad es vista como falta de autocontrol.

6) El amor violento: cuando continuamente se desprecia y maltrata al otro.

7) El amor caótico: se ama a alguien y al segundo se odia. Es un amor temperamental.

8) El amor esquizoide-ermitaño: es la máxima expresión de indiferencia.

 

Si quieres ver historias amorosas tóxicas, no te puedes perder en mayo por Investigation Discovery… la nueva serie PASIONES PELIGROSAS.